Tradición arraigada en el corazón

NOSOTROS

“Una tradición arraigada en el corazón y no desplazada por la modernidad”

HISTORIA

Durante su infancia los hermanos Hernández crecieron entre los agaves, el mezcal y las tradiciones que les infundieron el amor y orgullo por Oaxaca. Sin embargo, ante una situación económica no favorable en la región, migraron. Durante su ausencia por una larga temporada mantuvieron la nostalgia e idea del continuo retorno a sus orígenes, su regreso a Santiago Matatlán se concretó con la construcción del Palenque Mal de Amor, donde se elabora mezcal artesanal a partir de diferentes agaves y fomenta el desarrollo local para que otras personas no tengan que salir y arriesgar a su familia como ellos en algún momento lo hicieron.

“A veces hay que irse para poder volver”.
“El mal de amor a veces es estar lejos del lugar donde tu corazón está”.